Medio año, media juventud

Un día amanecí, y luego me decidí a sólo emprender un viaje con boleto sólo a ida para más nunca volver. Sólo llegar a ser feliz, eso fue lo que creí; pero lo que había planeado se fue así, como si nada, y esto fue lo que pasó:

Sigue leyendo

Anuncios